domingo, 8 de noviembre de 2015

ES LA SCILLA UNA PLANTA NACIDA EN CANARIAS ••• Scilla Latifolia – Endémicas de Canarias


Les quiero presentar a unas compañeras de viaje que rondan mi vida desde hace más de diez años: ocurre que antes no las conocía. Me encontré aquellos bulbos parecidos a las cebollas de los tulipanes, y nunca imaginé que esas raíces pudieran parir una obra natural tan linda. Miren, eso ocurrió en diciembre y ellas brotan entre finales de octubre y principios del mes siguiente, digo brotan como se podría decir surgen, el todo es que llegan a la vida  llenas de luz y color entre un manto ocre y verde del que el otoño ha ido tiñendo los campos, espectáculo que mis sentidos agradecen eternamente a la vida, a este planeta. Pues bien, durante diez meses de aquellos tubérculos no germinaba nada, pasó la floración de varias plantas que yo conocía hijas de bulbos como aquellos y la vida no se abría paso. Pero un buen día casi cuando ya había perdido la esperanza pues andaba cerca de completarse el año, los brotes empezaron a matizar de verde claro la parte de aquellos rizomas que permanece fuera de la tierra. No se lo van a creer pero andaba yo algo nerviosa con la llegada de aquellas desconocidas. No tardaron mucho en desarrollar unos tallos firmes y alargados que cual fuente que lanza el chorro con presión a las alturas  dejaban a los lados hojas también prolongadas y estrechas. Es como un parto pero más lento, aunque no pierde la esencia de traer a la vida la propia vida. No les canso y directamente les digo que una especie de cucurucho copado de botones cerrados parecía ya la flor, pero faltaba por llegar lo mejor, que todos aquellos pimpollos se abriera para dejar ver unas florecillas color lila acariñado, espectacular. Espero que nadie dude de la existencia de ese color, por supuesto que existe, y es el lila de las Scillas latifolias, en los mundos de  María las sensaciones al igual que los colores adoptan su propio nombre según el efecto que causen. Miren acariñar es colocar la mano en copa y acariciar, les doy mi palabra que primero puse el término del que desconocía su existencia, me salió y ya está, y luego busqué su definición, y es perfecto. Yo miro las  Scillas y siento ganas de acariciar, pero casi sin tocar… ¿no les parece que encaja bien la palabra?. Pertenece esta amiga a una familia de unas 90 especies conocidas,  pero esta especialmente es un endemismo Canario, o sea una planta que ha limitado su hábitat a esta tierra donde vivo. Como anécdota les diré que no sabía que lo era, autóctona me refiero, pero lo intuí y durante un tiempo sin ningún dato, solo algunas características evidentes, busque en Internet hasta dar con su procedencia y familia, con su nombre, así que ella y yo nos descubrimos a un tiempo. Me encantan las plantas pero a esta le tengo un especial cariño, no sé si es  el color, la forma, el porte, ese sutil olor a trevina mañanera cubierta de rocío… La verdad es que realmente no me causa zozobra  ese matiz yo solo las miro y disfruto, espero que ustedes, aunque sea a través de la pantalla, gusten de admirarlas y sentirse bien.
Gracias por tu tiempo de vida. Un saludo ۰©۰ Mąríą  ơɗгíɠҽƶ  M.

SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS
SCILIA LATIFOLIA - PLANTA ENDÉMICA DE CANARIAS