miércoles, 2 de marzo de 2016

El arte, innato en el ser humano. Morgan Weistling

Morgan Weistling   
Las infinitas maneras del arte, siempre habrá alguien que invente un algo nuevo, una inédita forma de plasmar aquello que la imaginación de cada uno dibuja en el vacío "inllenable" de nuestras mentes pensantes. Siempre he admirado toda forma de arte, o lo que es lo mismo la creatividad humana, me parece a mí que eso es lo que nos hace singularmente diferentes y por ende seres únicos. Crear es lo que nos ha llevado exactamente al momento en el que estamos de la evolución. No hablo solo de crear cosas, implementamos de todo, tanto en el campo de lo empírico o sea material, como en el sensitivo es decir lo emocional, inventamos continuamente nuevos modelos. En esto último, lo emocional, un buen ejemplo son las nuevas aptitudes, novedosas e innovadoras maneras de responder ante las tesituras que la vida moderna nos plantea, nos adaptamos a los cambios culturales, a la constante transformación de una sociedad, con facultades que se reinventan con componentes nuevos para enfrentar las necesidades de los nuevos tiempos. Pudiera parecer que la aptitud, es solo algo así como la suficiencia que cada uno tiene para hacer bien un determinado trabajo, una labor cualquiera, lo sé porque yo misma así lo pensaba. Pero existen otros niveles de aptitudes, las que se trabajan en la psicología de la persona, o sea la capacidad que cada uno tiene para percibir, memorizar o comprender entre otras, es decir la facultad de encausar debidamente la información que nos aporta el resto del mundo. En ese campo la cosa va más por el camino de lo emocional, hablamos de la personalidad y de todo aquello que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra vida, tanto innato como fruto de la evolución de nuestra enseñanza, el constante aprender hasta de lo más insignificante que nos brinda la vida, y que nos va modelando las capacidades. Lo que viene siendo la aptitud de ser, aplicando nuestra inteligencia adquirida o natural, a nuestra cotidianidad. Pues bien, tener una aptitud creativa no es, según parece, un tema genético como lo es nacer con los ojos azules por ejemplo, aquí la cuestión es moldeable. Crear es dar presencia hacer surgir algo, cualquier algo, es una capacidad inherente al ser humano, lo que significa que todos llevamos dentro un artista, que todos somos capaces de desarrollar actos creativos. Para desarrollar algo nuevo solo hay que llegar a esa frontera donde, a partir de algo que ya se sabe, concurren el empuje interior y la influencia de todo aquello que nos rodea, de ahí brotará algo único, repito que cualquier algo. Por supuesto yo entiendo que hay que perder el miedo a ser diferente, a la crítica, a las opiniones personales, al fracaso, los primeros que tenemos que disfrutar de la visión de ese arte que nos representa somos nosotros mismos. Les pongo un ejemplo, a mí me gusta mucho juntar palabras, yo creo que eso ya les quedo claro, que lo haga mejor o peor es una cuestión de gustos, no tengo miedo, y la razón es muy sencilla yo ni enseño ni soy maestra de nada, ya lo he dicho alguna vez, yo solo comparto, por lo tanto si me equivoco rectifico, soy solo una alumna los maestros, recuerden, son ustedes. Hablando un día con Bea, me dijo que esto que yo hacía, que hago, es arte, y me sonó raro, muy raro... Luego de pensar un rato concluí que esta afición mía a escribir, es una forma inédita de plasmar aquello que mi imaginación, dibuja en el vacío "inllenable" de mi mente pensante, puede ser otra manera de arte, por qué no...desass. Hoy les quiero compartir maestría, Morgan Weistling es un artista, de eso no me cabe duda, dedica su tiempo de vida a crear algo único para compartirlo con el resto del mundo. Es norteamericano, y no me pregunten por qué pero imaginé a alguien mucho mayor, tiene 51 años, reconozco que cuando vi su obra por primera vez me trasmitió sensibilidad a raudales, posee una delicadeza exquisita para plasmar las formas humanas. Su arte es muy realista a mi manera de ver, no puedo por menos que agradecerle que cree algo tan lindo, que regala sensaciones agradables a aquel que guste de ver, a mí, a ti, al otro...Eso es creatividad, es arte, y es aptitud, para Morgan no fue fácil, y sería perfecto que los educadores, padres y maestros, incentivaran nuestras cualidades artísticas, pero no siempre o casi nunca eso ocurre, por lo tanto cada uno que dirima su potencial y se lance a la aventura de crear, me da a mí que habría muchas sorpresas... Un abrazo y buen día.

...gracias por tu tiempo de vida...
María Rodríguez
                                     Morgan Weistling                               https://goo.gl/gQB20l
                                                   Morgan Weistling               https://goo.gl/jOPU2r

Morgan Weistling
                                                        Morgan Weistling         https://goo.gl/NEY8Sa

                                                               Morgan Weistling            https://goo.gl/G8EcBf