jueves, 23 de junio de 2016

Solo vemos un algo de ese Todo... Albert Edelfelt

Albert Edelfelt                                                                                                                                       https://goo.gl/GIsuun
Yo creo que vivimos rodeados de arte. Ya sé que la anterior no es una frase inédita, soy consciente de que eso mismo ya lo dije, o mejor dicho, ya lo escribí otras veces antes. Saben que sucede, observo que en cada nueva ocasión que lo menciono, redescubro el tema desde un enfoque diferente.  Se me ocurre que si fuéramos capaces de apagar el motor de nuestra imaginación, de nuestro constante cavilar, por unos momentos, veríamos más allá, mucho más allá. Pienso, que si estuviéramos capacitados para permanecer, y no hacer ni pensar nada por un lapso de tiempo cualquiera, seduciríamos los sentidos con singulares descubrimientos. Hallazgos únicos que se nos desvelarían como algo nuevo y original.  Es decir, muchas veces caminamos por la vida sin ser conscientes de todo aquello que nos rodea. Me refiero a los muchos detalles que pincelan, que matizan por doquier nuestro devenir cotidiano, pasando inadvertidos, totalmente desapercibidos para nuestros sentidos. Solo evidenciamos en nuestra diaria realidad presente, una parte representativa de lo que nos rodea. En nuestra carrera por vivir mejor, ansiando siempre tener más, llegar a las cimas más altas, conseguir lo más grande, obviamos que en los detalles más pequeños, en los más cotidianos e insignificantes está en muchas ocasiones la esencia, lo más importante. 

Albert Edelfelt                                                https://goo.gl/IjrJKW
"Como ejemplo un botón" decimos aquí. Se me vino a la cabeza una circunstancia que observé no hace mucho y que llamó mi atención. Quizá parezca un ejemplo somero el que les voy a contar, pero esa es mi vara de medir, así lo veo yo, no es más que mi humilde opinión personal, luego cada uno tendrá la suya. Eso al igual que muchos otros matices maravillosos, esa diversidad de pensamiento es lo que hace a mi manera de ver, que la humanidad sea tan especial e interesante, tan indescriptible a veces y tan descriptible otras.
Allá por los meses de marzo, principia por todo el entorno la floración de unos árboles muy lindos de hoja caduca. Estos se pueden ver habitualmente como planta ornamental, en los bordes de algunas carreteras locales, dentro de los pueblos. Brotan a miles en sus ramas unas florecillas menudas y de color y liliáceo, casi tirando a azul eléctrico. A mí, estas lindas matas, me recuerdan a aquellos árboles de la sabana, aquellos que se dibujan en el atardecer cual nubes escalonadas y de tonos verdosos. De verdad les digo que son lindos con ganas, se erigen con unos troncos finos y esbeltos, lo que permite que sus ramajes florales broten más arriba de los tres metros. Yo me entretengo observando, y se me hace nada el camino, ese color que salpica, que reviste de belleza el ambiente, que me alegra la vista transmitiéndome buenas sensaciones.

Albert Edelfelt                                      https://goo.gl/q0PgGd
Bien, pues como se sobrentiende, de la misma manera que yo transito también lo hace el resto de la gente. Todos aquellos que al igual que yo desarrollan su vida mundana como cualquier hijo de vecino, yendo y viniendo por esas carreteras, puede ver el espectáculo con solo levantar la vista. Bueno realmente, además de levantar la vista hay que ver, observar los detalles más pequeños... Y sin embargo, curiosamente me he percatado de que la mayoría de mis conocidos, no son conscientes de esa presencia de vida. Debo decir en su defensa que vivimos en una comarca de abundante floresta, y que nuestro entorno, tanto el más próximo como el que envuelve a las poblaciones, es fronda de variada familia. Muchos de estos árboles que decoran, se entremezclan con otras especies de crecimiento natural, eso es cierto. Mis amigos o conocidos, se esmeran en justificar por qué no se han percatado de que, a la par que ellos transitan por las modernas carreteras de la comarca, la belleza artística del medio brota a la vida de una forma natural y linda con ganas, a su lado, cada día, y pocos son los que se dan cuenta realmente. Eso es un ejemplo, imagínense la de cosas que yo misma tampoco veo, a pesar de que están a mi lado.

Albert Edelfelt
Espero que me entiendan porque esto es solo un ejemplo y cosas así nos pasan a todos, mis amigos son personas normales como lo soy yo. El problema es consecuencia de las prisas, del embotamiento mental que llevamos siempre, cavilando miles de situaciones mundanas a las que nos enfrentamos cada día, consecuencia del sistema que nos ahoga, de muchas cosas... Miren, me van a perdonar pero me retracto, realmente creo que el problema que tenemos de no ser conscientes de la realidad que nos rodea, y de otras muchas cosas importantes, solo es uno, el que es consecuencia, o resultado de lo que nosotros, cada uno de nosotros, "elegimos". Quizá deberíamos elegir pararnos más a menudo, vaciarnos, y vernos a nosotros mismos por dentro, a lo mejor así, captaríamos mucho mejor también lo que hay alrededor, todo lo que hay, todo.     

Albert Edelfelt                                                                                                                                  https://goo.gl/Tlkwby
Albert Edelfelt                                                                                                                                   https://goo.gl/P204CI
Albert Edelfelt                                                                          https://goo.gl/i9yw3y
Albert Edelfelt                                                                                                               https://goo.gl/WIzWUc
Albert Edelfelt