miércoles, 19 de octubre de 2016

De sillones que abrazan, que cosas...


Miren, ¿no les ha pasado sentir un cálido arrope cuando se meten en la cama, y el peso de las mantas los envuelve con placentera tibieza? Pues olviden la cama, porque encontré un sillón que da más. Este mueble de confort como lo es nuestro querido lecho de descanso, es la repera. Se llama Free Hug Sofa, lo que viene siendo sillón de abrazos gratis. Increíble, con lo necesitados que estamos siempre de cariño, y he aquí un "abrazador" gratuito, incondicional, con disponibilidad permanente.  Vamos a ver, no me sean muy exigentes, nada se compara a un achuchón con otro ser humano, por lo menos yo así lo creo. Nada tiene parangón a esa sensación que uno aprecia, al sentir como el cuerpo de otra persona te achucha, desde el amor o el cariño. Pero dejando a un lado lo puramente humano, este cómodo sofá parece que es capaz de arroparnos con mullidos, suaves y envolventes estrujones. Es lo más, no me digan que no, a mí me ha hecho mucha gracia, y ante la necesidad he aquí un socorrido remedio.  

... gracias por estar ahí...
María Rodríguez