sábado, 22 de octubre de 2016

Orfebre de la naturaleza Lionel Asselineau


Ando con una sería duda, no sé si son pinturas o fotografías. Ya no es solo el detalle, es el color, es todo, a mí me confunde. Resulta, que el autor de estas obras, fue durante 10 años orfebre. No se crean que cualquier artesano de las joyas, era muy bueno, tanto que ha trabajado para los joyeros más importantes del mundo. No sé, tal vez esa cualidad que parece tener para tallar de arte, metales y piedras sin vida, le crea una necesidad.  Esto es hablar por hablar, porque el hombre parece estar muy feliz con sus joyas, su pintura, con su vida. Pero se me hace a mí, que como los seres humanos venimos de la Tierra y en ella nos extinguimos, alguna necesidad de lo natural más básico, deberíamos tener en vida. Así que es una manera perfecta de compensar largas horas dedicadas a algo inerte, vivir la naturaleza. Disfrutar por largos periodos, del medio que nos rodea, de los animales, de lo más esencial, eso tiene que ser muy sano. Pero este pintor va más allá, él habita la naturaleza, y además capta la inmediatez de la manifestación del animal y del medio. Trasmite la realidad del estar vivo y presente en los trazos de un óleo. 
...gracias por tu presencia...
María Rodríguez